La tregua que dejó el G20

Después de tanta tensión sobre la reunión bilateral entre Donald Trump y Xi Jinping llegaron a un acuerdo que tendrán que mantener en el tiempo.

Uno de los puntos más relevantes que nos dejó la cumbre del G20 en Osaka Japón fue la tregua entre los Estados Unidos y China frente a la guerra comercial que se venía desarrollando.

Washington pospuso la implementación de nuevos aranceles a productos chinos y que las empresas estadounidenses puedan vender productos a Huawei. Tanto China como EE. UU. se vieron afectados en su economía por varios millones de dólares, teniendo al comercio mundial en una incertidumbre.

Ambos países accedieron reanudar las negociaciones comerciales. “Vamos a trabajar con China desde donde nos habíamos quedado, para ver si podemos llegar a un acuerdo”, según comentó Donald Trump en la conferencia de prensa al término de la cumbre.

El paquete de medidas que estaba dispuesto a usar los Estados Unidos si no se llegará a un acuerdo consistía en imponer aranceles entre un 10 al 25 por ciento a unos 325.000 millones de dólares en importaciones chinas.

Al llegar a una tregua estos gravámenes quedaron fuera de discusión pero siguen efectivos los aranceles ya aplicados por los EE.UU., de 250.000 millones de dólares a las importaciones del país asiático. Asimismo China conserva sus aranceles a importaciones estadounidenses por unos 110.000 millones de dólares.

discurso

Declaraciones optimistas

“Congelamos los aranceles y van a comprar productos agrícolas”, continuó Donald Trump en conferencia de prensa. Además agregó que “si llegamos a un acuerdo, será un evento histórico”, sin establecer plazos.

También Trump manifestó que ya había acordado con Xi Jinping que las empresas estadounidenses tengan el visto bueno para vender productos a Huawei. Igualmente en los próximos días tendrá una reunión para decidir definitivamente si levanta el veto a la entrega de componentes a esta empresa.

Este punto fue uno de los más ásperos de la reunión según el enviado chino al G20 quién manifestó que: “si Estados Unidos hace lo que dice, por supuesto, le damos la bienvenida”.

Por su lado Xi Jinping manifestó que “La cooperación y el diálogo son mejores que las fricciones y la confrontación”.

La reunión tan esperada entre ambos países posibilitó que el comercio mundial siga estando en un cierto equilibrio. No todo está resuelto ante las turbulencias que se avecinan, ésta tregua pone paños fríos a una economía global recalentada.

2 thoughts on “La tregua que dejó el G20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Disfrutas de este Diario? Pasa la voz :)