El pianista Igor Levit interpretó por 20 horas una pieza musical

Una gran aventura musical realizó el pianista germanoruso Igor Levit al tocar por 20 horas el piano, este concierto fue transmitido desde su casa al resto del mundo por vía streaming.

Igor Levit no estaba  con el típico traje de smoking que usan la mayoría de los  concertistas, sino que tenía una remera marrón de mangas largas, zapatillas y un jean de color oscuro.  Tocó con la cabeza baja, apretando muy suavemente las teclas con las yemas de los dedos para conseguir  un sonido “aterciopelado” que requiere la obra.   Además mantenía  Los ojos cerrados, en un balance del rostro echado hacia atrás.

Durante 20 horas el gran pianista Igor Levit interpretó con un esfuerzo descomunal la pieza pianística Vexations, de Erik Satie y lo transmitió desde sus redes sociales por vía Streaming en internet.

Este particular concierto empezó el sábado 30 de mayo a las dos de la tarde en Berlín, Alemania (9 de la mañana Argentina) y fue seguido por públicos de todas partes del mundo que lamentablemente están golpeada por la pandemia de Covid – 19.

“ El señor Levit interpretará un concierto que trascenderá límites geográficos y zonas horarias”, anunció la página del Festival Gilmore, uno de los sitios que colaboraron con la singular propuesta de confinamiento. El perfil de Twitter del pianista de 33 años (@igorpianist) fue otro de los lugares donde se abrió el telón para el video.

Las interpretaciones eran interrumpidas para cumplir con sus necesidades, hay que recordar que el pianista es humano. Pero realmente tocar 20 horas  ha sido para él  una verdadera hazaña, incluso podría ir para los records mundiales.  Nadie ha tocado tantas horas como Igor Levit.

“Mi mundo y el de mis colegas ha sido diferente durante muchas semanas; probablemente lo será largo tiempo.” Opinó el concertista con respecto a la pandemia a nivel mundial. Luego agregó que “Vexations representa para mí un grito silencioso”; por eso sintió que era el momento correcto para interpretar la obra del compositor francés”, cerró Levit.

“Vexations”, que es una pieza vanguardista, a tonal, y que sonó durante 20 hs por este pianista, pertenece al compositor Erik Satie, que la escribió en el año 1893 como respuesta a un romance fallido, y que recién se dio a conocer en 1949. Esta pieza presenta un tema principal y luego se re expone con dos variaciones de 840 repeticiones, esto hace que sea unas de las obras más larga de la historia, muy pocos lo han logrado tocarla, y en este caso Levit pudo interpretarlo  entero.  Esta obra fue estrenada en Nueva York, en 1963  por  el músico modernista John Cage.

Igor Levit, de origen ruso, pero que se mudó junto con sus padres a Alemania, tuvo que cancelar todos sus conciertos por la cuarentena social y obligatoria que rige en todos los países del mundo. Por lo tanto decidió desde su casa realizar conciertos en vivo por sus redes sociales.

El pianista, al terminar en madrugada con esta gran odisea musical, se mostró muy concentrado, sastifecho y muy feliz. A las pocas horas de este grandísimo concierto, publicó una grabación de la canción Nature Boy, de Eden Ahbez, para demostrar que sus manos quedaron bien luego de semejante exigencia.

“Es un momento triste y extraño, pero actuar es mejor que no hacer nada”, Dijo el pianista en dialogo con  el periodista Alex Ross de  The New Yorker.  Hay que recordar que este músico recibió  amenazas de muerte por criticar la falta de humanidad del ala derecha alemana durante la crisis de refugiados.

Al final, no todo cerró. Las fronteras se abren con la música, en el tiempo, el espacio y lo universalmente humano. Además la música es el arte que ayuda a escapar por un rato de la durísima realidad que estamos viviendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.