Franco Armani, arquero de River Plate, fue clave en el primer tiempo que su equipo disputó ante Central Córdoba para mantener el cero en su arco, en encuentro correspondiente a la final de la Copa Argentina.

El “uno” del Millo se lució en las dos ocasiones que tuvo el conjunto de Santiago del Estero.

Primero le sacó un fortísimo remate de media distancia a Gervasio Núñez, luego le tapó el gol a Jonathan Herrera.

Mirá las dos grandes atajadas del arquero millonario:

Luego, llegó el tanto de Nacho Scocco:


Resumen del partido