Juan Sebastián Abalo, el cantante lírico que se proyecta a nivel internacional

Siempre surgen figuras artisticas de la música  lírica actual, en su momento fueron “Los Tres tenores”, luego vinieron “Il Divo”,  “Il Volo”, y en esta nueva generación se encuentra el  Barítono Juan Sebastián Abalo que es un gran cantante de Olavarria y  que  ha hecho presentaciones en distintos puntos de la Argentina y en México.

“En el fondo de mi alma, tengo una enorme alegría, que de noche y que de día goza, regocija y canta. Para cantar yo nací, desde pequeño lo siento, la música es el contento que ha vivido siempre en mí.  La música es lo mejor, nos da alegría al corazón. La música es don de Dios, nos da más vida en cada canción. La Voz es un privilegio, es paz, amor, y alegría, yo canto por mi Argentina, maravilla y sortilegio. La Música es lo mejor, nos da alegría al corazón. La Música es don de Dios, nos da más vida en cada canción”.

Así es como siente profundamente la música el cantante Olavarriense Juan Sebastián Abalo, que con tan solo  29 años ha emocionado al público en cada presentación, su voz de barítono  es muy prodigiosa y   te transporta en lo más profundo del alma.

 

 

Es realmente muy expresivo para cantar porque te hace vivenciar la letra de cada tema, y su voz es de una sonoridad caudalosa. Canta muy parecido a Plácido Domingo, Luciano Pavarotti, José Carreras, artistas que admira desde que es  muy pequeño.

“La verdad que no sé cómo conocí a los Tres Tenores, pero me acuerdo que me gustó muchísimo,  en casa había discos de ellos y me ponía a escuchar, y la verdad que me encanto y traté de imitarlos”Comentó Abalo.

Al Igual que Mozart que desde los 5 años tocaba el piano, Abalo también empezó música desde muy temprana edad, en este sentido recuerda que

cuando era chiquito a los dos o tres años, mi juego no era como la mayoría de los niños que  jugaban al fútbol en la placita,  sino que  yo me quedaba en casa agarrando los casetes y me grababa cantando, me encantaba hacer eso”.

Sus primeras interpretaciones  fueron de María Helena Walsh, entre ellas “Manuelita”, “El Reino del Revés”, “La canción de tomar el té”, y otras piezas más del repertorio infantil, le encantaba jugar con las canciones.

Hasta que después siendo más grande, decidió tomarse la carrera de cantante mucho más serio, y por este motivo decidió tomar clases con  María Eelena Zanchetta  que es  egresada del Teatro Colón y  del Cambridge School, es una gran cantante soprano y profesora, fue la mentora de Juan Abalo,  y se nota que tiene una gran admiración hacia  ella. Según Abalo

“Elena Zanchetta  es una profesora que tiene un amplio vocabulario, le encanta hablar con las personas y te deja  unas enseñanzas tremendas, es un privilegio tener a una gran maestra, inclusive llegué a tener una relación de Abuela y Nieto”.  Recuerda con ojos brillosos Juan Abalo.

A los diez años  debutó   en público en la Alianza Francesa de Olavarría, recuerda que  disfrutó mucho de ese concierto, y que fue muy aplaudido de pie por parte del público, para él fue un momento inolvidable.

Después con su profesora hicieron varias obras de teatro cantadas, desde Zarzuelas, hasta Arias de óperas   junto con su prima Rocío Cabral, que también es una gran cantante lírica de Olavarría, y de esta manera cosechó muchos éxitos.

 

 

Si se calla el Cantor  calla la vida

Horacio Guaraní, cantor folclórico  decía en una de sus canciones “Si se calla el cantor, calla la vida”. Y eso es cierto,  porque como decía el filósofo  Nietzsche “La vida sin música sería totalmente aburrida”, la música da color, te hace pensar, reflexionar, disfrutar, y muchas veces de escapar de la realidad.

A Juan Abalo por un momento se le calló la vida, entro en un grado de depresión, porque no podía cantar, debido que su voz a los 16 años se le estaba cambiando, por lo tanto su profesora Elena Zanchetta le dijo que “No podes cantar hasta que te cambie la voz,  esto es para que tu laringe baje  y tu voz pueda desarrollarse mejor.  Para mí fue muy difícil porque mi vida transcurre en el canto, pero hizo bien, me cuidó muchísimo, y ahora actualmente tengo el registro de barítono”. Y así de esta manera volvió a los escenarios.

 

Explorando otras músicas

Además de la música clásica  le gusta el Rock Nacional, y lo aprendió cuando estaba  en cuarto año de la escuela, con el profesor Roberto Fresta

“la verdad que fueron únicas esas clases, me encantaban, cada letra me llegaba muchísimo, por lo tanto me aprendí de memoria todo ese repertorio”. Concluyó Abalo.

Allí conoció a cantantes y grupos como  Spinetta,  los Gatos, Sui Generís, Vox Dei, Charly García, Fito Páez, Litto Nebbia, Pedro y Pablo, entre otros artistas, y además empecé a cantar algo de folclore y canciones de Axel Ubago, pero recuerda que su profesora le decía A vos estas canciones no te quedan bien, te queda mejor lo lírico,  Y siempre me tiraba para el lado de lo clásico, me encanta la música clásica”. Dijo el barítono.

Hay muchísimos cantantes que son muy buenos, pero no todos pueden cantar piezas líricas,  hay que tener una voz hermosa, a no todo el mundo le queda bien este repertorio, es el más complejo de llevar, y realmente Juan Sebastián Abalo lo hace muy pero muy bien,  su voz es un regalo del cielo donado por Dios.

Para seguir su camino y perfeccionarse más, buscó por internet a profesores que lo ayudaran a avanzar, entonces  buscando y buscando se encontró con el Mtro. Eduardo Cogorno, profesor del Instituto Nacional de Arte, y  que además tenía el mismo registro de Barítono que  de Abalo, por lo tanto en sus clases se podían entender muy bien,  allí le enseñó métodos de canto, a corregirle muchas cosas, es un hombre grande, en este sentido Juan Abalo comenta que

“La verdad que  Cogorno  me conmovió como cantaba, como enseñaba, me llevé mucho aprendizaje,  recuerdo que muchos cantantes de todo el país venían a tomar clases con él”. Destacó   Juan Abalo.

 

El amor hacia Italia

 

 

A través de la Opera, Juan Abalo, se enamoró de la cultura Italiana, a tal punto que estudió el profesorado  en la “Dante Alighieri”, y además impartió clases en la Sociedad Italiana de Tapalqué y Laprida.

“Es necesario para cualquier cantante lírico estudiar Italiano, porque la mayoría de las óperas vienen de ahí, aunque sea por fonética, para poder pronunciar y entenderlo mejor, además  estudiando idiomas podes ver  otras cultura, la verdad que  te amplía la cabeza,  y  te hace persona más inteligente, no digo solamente la cultura Italiana, todas las culturas”Reflexionó Abalo.

Además dirije el Coro de la Sociedad Italiana, donde recorrieron varios puntos de Argentina, el de mayor repercusión fue en el encuentro de coros que se realizó en la Provincia de Santa Fe, y que para el fue una experiencia hermosa, tanto en lo artístico como en lo personal.

 

El repertorio que tienen en el coro  es de Cancionetas Italianas como “Il Arca Di Noe”, “Bella Ciao – Bella Ciao”, “Un Italiano Veró”, “volare”, y “Va Pensiero”, considerado himno  enigma para todos los italianos.  En este sentido opina que “Me encanta la música Italiana porque mi tía es la agente consular de Italia en la ciudad de Olavarría, Lidia Abalo, ella me impulsó desde chiquito por la música , la lengua y la lírica, y me recibí de profe de Italiano, esto me impulsó por la música operística”.

 

Junto con  la embajada de “Jóvenes pianistas”, grupo conformado por músicos clásicos, donde interpretaban obras de los grandes compositores, entre ellos Bach, Mozart, Beethoven y autores Argentinos y Latinoamericanos, dieron una gira por la Provincia de Buenos Aires.  actualmente cambió de nombre y  se llama  “Doce de Cámara”, Que como objetivo tiene  acercar la música clásica a distintos públicos.

Como solista también ha actuado en centros culturales, Teatros, Auditorios,  tanto en el plano local como nacional.  Su última participación fue en el programa de Canal 13 “La Tribuna de Guido”, donde  hizo emocionar al cantante de tangos  Raúl Lavie.  y además fue felicitado por Guido Kaczka , y  artistas mediáticas del mundo del espectáculo, entre quienes se encontraba  Rocío Marengo, y Sol Pérez. Y grabó un disco que se llama “Una vuelta por el Mundo”, donde contiene canciones románticas, italianas, y tangos Argentinos. Además ha cantado en eventos solidarios, en hogares de ancianos y de niños.  En estos tiempos de Cuarentena se pueden dirigir a la página de su Facebook  y su canal de YouTube con el nombre de “Barítono Juan Sebastián Cantante”, donde pueden disfrutar de todas sus grabaciones que subió por redes sociales.

Este gran cantante es muy entusiasta, trabaja y ensaya con muchísima pasión y dedicación, forma parte de los nuevos valores de la música, y su voz es una verdadera caricia para el alma. Con personas como el la música lírica sigue transcendiendo en el tiempo.

Link para acceder al disco ” Una Vuelta por el Mundo” https://m.youtube.com/watch?v=HM5DE47t__4&feature=youtu.be

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Disfrutas de este Diario? Pasa la voz :)