¡Nos vemos en Qatar!

Por la fecha 14 de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022, Argentina empató como local en San Juan ante Brasil por 0 a 0 y con la derrota de Chile aseguró su lugar en la Copa Del Mundo.

Era muy grande la expectativa de volver a vivir un Argentina – Brasil por ser el primero en el país luego del maracanazo en la Copa América y por aquel que finalmente no fue por la suspensión en tierras brasileñas, pero a pesar de momentos de gran intensidad y chispazos de buen fútbol, nadie pudo obtener una ventaja.

Demasiado cuidadoso fue el juego de ambos equipos que poco arriesgaron al momento de ir en busca del partido. Con las dos selecciones prácticamente clasificadas (Brasil ya confirmó su presencia la fecha anterior con el triunfo ante Colombia) era lógico que nadie arriesgue de más. No hay heridos, no se sufrió y se van ambos bien parados para los últimos cuatro partidos de Eliminatorias.

Era difícil repetir la gran versión que vimos ante Uruguay y Perú en la ventana anterior pero seguramente todos pensábamos que podíamos ver una mejor que en estos dos encuentros, aunque se entiende porque se dio.

Los uruguayos, urgidos por puntos, tuvieron que ser dueños del partido en sus tierras de manera obligada y el equipo dirigido por Scaloni no contaba ni con Paredes ni con Messi. Y con el 10 sin tanto ritmo y el 5 llegando a puro masaje en la previa, también lo sufrió en San Juan.

Puntualmente del partido podemos remarcar que fueron de arranque dos equipos que salieron a no dejarle salir cómodo al rival, obligándolo siempre a dividir con pelotazos largos. Brasil tuvo una clara con Vinicius tras un error de Otamendi, pero el jugador del Madrid ejecutó muy mal su intención de picársela a Dibu Martínez.

Cabe destacar que el defensor argentino debió irse expulsado por un codazo a Raphina pero todavía no puedo explicar la justificación que puede poner el VAR en la decisión de dejarlo en cancha.

Casi al final de la primera parte lo tuvo De Paul pero Alisson respondió a la altura de la circunstancia.

Para el complemento, Scaloni movió fichas mandando a Joaquín Correa por Lautaro y a Lisandro Martínez por Paredes. El defensor del Ajax alternó como volante central y stopper izquierdo, y después tuvo que ingresar Pezzella de manera obligada por la lesión del Cuti Romero, que hasta el momento era el mejor argentino.

Sobre el final del encuentro, Argentina se animó a ir un poco más y en la zurda del 10 tuvo la más clara pero el remate encontró la humanidad del arquero del Liverpool.

Fue empate en cero y con sabor a poco, más que nada para los que esperábamos un partido más abierto y jugado, pero Chile nos devuelve una pizca de alegría de la que nos sacó en 2015 y 2016. El Seleccionado argentino cierra el 2021 invicto y con pasaje asegurado al Mundial.

 

 

1 comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.