John Wayne Gacy: “Matarme no hará regresar a ninguna de las víctimas”.

Vas a conocer la historia de uno de los asesinos más recordados en la historia de los Estados Unidos. Mató a 33 jóvenes y en su mayoría los enterró en distintos lugares de su casa. Fue condenado a 22 cadenas perpetuas y 12 penas de muerte. El 10 de Mayo de 1994 le aplicaron la inyección letal, falleció sin mostrar ningún tipo de arrepentimiento.

A los condenados a pena de muerte en los Estados Unidos le dan el privilegio de elegir su última cena antes de su ejecución. John Wayne Gacy, alias “Pogo el Payaso”, en su última noche pidió comer camarones, pollo, papas fritas y de postre, frutillas. El día anterior a su ejecución el guardia de seguridad le acercó a la celda de alta seguridad de la penitenciaría Stateville en Crest Hill, la bandeja con su pedido. El 10 de Mayo de 1994, John Gacy fue trasladado a la sala donde le aplicaron la inyección letal, allí murió sin mostrar arrepentimiento alguno.

Sus ultimas palabras fueron “Matarme no hará regresar a ninguna de las victimas. ¡El estado me está asesinando! ¡Bésenme el culo! ¡Nunca sabrán donde están los otros!”


Algunas de las víctimas de “Pogo el Payaso”. Edward Lynch, Donald Vorhees, Timothy McCoy, John Butkovitch, Mike Rossi, Darrell Sampson, Randall Reffett, Samuel Stapleton y Michael Bonnin

“Este hombre ha matado más gente que ningún otro criminal en la historia de los Estados Unidos. Si lo dejamos en libertad, que Dios nos proteja”, estas fueron las palabras del fiscal el día del juicio. John W. Gacy asesinó a 33 jóvenes que tenían entre 14 y 22 años. Algunos de ellos eran estudiantes universitarios, otros eran niños de su pueblo, empleados de su fábrica y también mayores de edad que se dedicaban a la prostitución. A todas sus víctimas las drogó, violó y ahorcó, para luego enterrarlas.

Los crímenes los llevó a cabo entre 1972 y 1979. Al escuchar la condena del juez Louis Garippo, 22 cadenas perpetuas y 12 penas de muerte, Gacy no hizo ningún gesto. Pero cuando llegó el momento de retirarse de la sala, acompañado por tres guardias,inclinó la cabeza, guiñó un ojo a uno de ellos y con una mano saludó al juez. El día de su condena coincidió con el de su cumpleaños número 38. El abogado de Gacy apeló en varias oportunidades el fallo pero no logró que cambiara la condena.


Artículo de un diario español que relata el día de la ejecución de Gacy.

Gacy tuvo una infancia difícil. Nació en 1942 en la ciudad de Chicago. Su padre lo golpeaba, sobre todo en los días donde volvía ebrio. También lo exponía cuestionando su cuerpo y su sexualidad. Pareció llevar una vida normal cuando se hizo mayor. Al menos por un tiempo. Se casó con Marlynn Myers, con quien se mudó a Iowa en 1967. Fue en esa época cuando comenzó su carrera criminal: abusó de dos varones menores de edad. Por estos casos fue sentenciado a 10 años de prisión. Pero sólo estuvo en la cárcel 18 meses por buena conducta. De Marlynn se separó. En 1971 compró una casa en un sector conocido como West Summerdale Avenue, considerado uno de los vecindarios más seguros de Chicago.

Allí se reencontró con Carole Croff, una antigua compañera del colegio que había tenido dos hijas producto de un matrimonio difícil, con la que se fue a vivir, aparentando ser un esposo caritativo y bondadoso. Se volvió un vecino ejemplar, ayudaba en las navidades, animaba fiestas infantiles, vestido de “Pogo”, a bajo costo y hasta ayudaba en los arreglos de la cuadra. Siempre se mostró amable y gentil. Para ocultar lo que realmente era puertas adentro de su casa. En diciembre de 1978, Robert Piest, un adolescente de 15 años, desapareció. Su madre dijo que la última vez que lo vio iba camino a encontrarse con Gacy para discutir sobre un probable empleo. Diez días después la policía allanó su casa en Norwood Park Township, Illinois. Los efectivos descubrieron las pruebas del horror. Encontraron pertenencias del joven desaparecido en la casa de Gacy. Quien negó hasta último momento lo ocurrido.


John Wayne Gacy, alias “Pogo el Payaso”. Asesinó 33 jovenes entre ellos: William “Billy” Carroll, James Haakenson, Rick Johnston, Michael Marino, Kenneth Parker, William Bundy, Gregory Godzik, John Szyc, Jon Prestidge, Matthew Bowman

Buscando al joven Piest encontraron otros tres cuerpos enterrados en el jardín. Jóvenes que también se averiguaba su paradero. El asesino reveló que había matado a Robert y lo había arrojado al rió. Luego de varios allanamientos en la casa de Gacy encontraron un total de 29 cuerpos en pleno estado de descomposición. Algunos de los cuerpos habían sido enterrados debajo de su propia casa. Mientras que otros cuatro fueron encontrados cerca del río Des Plaines, entre ellos el cuerpo de Piest.


Foto de las excavaciones en la casa de John W. Gacy. Más victimas de “Pogo el Payaso”; Robert Gilroy, John Mowery, Russell Nelson, Robert Winch,  Tommy Boling. David Talsma, Robert Donnell, William “Billy” Kindred, Jeffrey Ringall, Timothy O’Rourke, Frank Wayne “Dale” Landingin, James Mazzara y Robert Piest

Durante el juicio declararon 101 testigos. El fiscal mostró al juez y al jurado, al terminar su alegato, la cuerda con la que Gacy estrangulaba a sus víctimas, después de violarlos y mutilarlos. Fue a la de la inyección letal en mayo de 1994, catorce años después del veredicto. En la cárcel, se había destacado como pintor. Tras su ejecución, investigadores independientes pidieron al Centro Médico de la Universidad de Chicago analizar el cerebro de Gacy con el fin de identificar “razones patológicas o estructurales en la base de sus crímenes”. Sin lograr resultados positivos.


J.W. Gacy se destacó en la cárcel por sus habilidades para pintar. Aquí un cuadro que pintó dentro de su celda.

En la actualidad las fotografías que recuerdan a Gacy en aquellos tiempos están desparramadas por la red. Vestido de payaso bonachón, con globos de colores en una mano y una sonrisa en su cara pintada. Rostro que, ahora, sabiendo lo que hacía, resulta más bien una imagen macabra y perturbadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Disfrutas de este Diario? Pasa la voz :)