El campo para contra el Gobierno desde este lunes

El paro se debe al freno de las exportaciones de Maíz. El gobierno nacional argumentó que es para satisfacer la demanda del mercado interior.

El sector agropecuario vuelve al paro, debido a que el presidente Alberto Fernández, decidió suspender las exportaciones de maíz para satisfacer la demanda interna, y así poder  asegurar el abastecimiento del grano  para los sectores que más  lo utilizan  entre ellos:  la producción de proteína de animales como carne de cerdo, pollo, huevos, leche, y feedlot, donde este cereal es fundamental para estas producciones.

En contraposición a los argumentos que dijo el presidente, La Confederación Rurales de Buenos Aires y la Pampa a través del comunicado N° 2888, decidieron manifestar su  rechazo a “la suspensión del registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) y repudia cualquier forma de intervención en los mercados”.

En el mismo sostuvieron que “mienten desde el gobierno al decir que basan esta decisión en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, porque restan casi 8 millones de toneladas de maíz para volcar al mercado interno de acuerdo a los datos del MINAGRI (Ministerio de Agricultura)”.

El comunicado continua con que  el Gobierno Nacional “debería argumentar con la verdad y expresar a que se debe su impericia para disminuir la brecha cambiaria, a la imposibilidad de poder controlar la inflación y peor aún, a la incapacidad de poder implementar recetas o instrumentos que no hayan fracasado en el pasado”.
y añadieron  que estas políticas agropecuarias  está  “lejos de desincentivar actitudes inflacionarias, sino todo lo contrario, se ocultan incapacidades, prebendas, y porque no negociados y corrupción como consecuencias de la ausencia de políticas sectoriales, de control y de fiscalización”.

Además  “la impericia en el manejo de las políticas sectoriales les provoca una vez más que la desconfianza, la imprevisibilidad, y el temor a seguir reinvirtiendo se apodere del productor agropecuario. Claramente se ve que el gobierno no aprendió nada de los errores del pasado. Afortunadamente los productores hemos aprendido y no volveremos a cometer los mismos errores. Más firme que nunca CARBAP se declara en alerta y movilización”, cerró  el comunicado que emitieron desde la entidad.

Según Sebastián Matrella, presidente de la Sociedad Rural de Olavarría, declaró ante medios locales que “no es por ahí el camino, el gobierno tiene que tratar de solucionar los problemas grandes, como la inflación, que genera todas las complicaciones, y no interviniendo en los mercados”. Luego puso como ejemplo lo que sucedió con la crisis del 2008 “con la intervención de Néstor Kirchner en la ganadería, se perdieron 10 millones de cabezas de ganados y después produce el efecto contrario porque al no tener mercadería para vender, el precio sube. Si se perjudica el maíz, se va a sembrar todo soja, va haber menos maíz, y va a subir mucho más el precio”, opinó el presidente de la Sociedad Rural de Olavarría.

Para poder darle mayor visibilidad al rechazo de esta medida, tres de las cuatro entidades rurales tomaron la decisión de hacer un paro de comercialización de granos a partir de este lunes 11 de enero y que podría llegar extenderse hasta el miércoles 13.
Las entidades que van a participar de este paro son: Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria y Confederaciones Rurales Argentinas, mientras que CONINAGRO decidió no unirse a esta medida.

Hay que remarcar que es el segundo paro que le realiza el campo contra el gobierno nacional, el anterior fue el 9 de Marzo del 2020 en contra a la suba de las retenciones. Según lo que expresaron las entidades rurales estas medidas son “perjudicial para el campo y para la Argentina en su conjunto”.

También remarcaron desde la Mesa de Enlace  es que las decisiones que toma Alberto Fernández lo termina “pagando el productor agropecuario. Hay que tener en cuenta que el campo sufre la segunda presión fiscal más alta en el mundo y estas medidas va afectar muy duramente al maíz y a las próximas campañas de siembra”, concluyeron los representantes rurales.

Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas, salió al cruce contra el campo y opinó que el Poder  Ejecutivo “no se correría ni un centímetro de su política agropecuaria”, y luego añadió que “Una vez los sectores agro exportadores tienen que pensar en los argentinos. Estos sectores sojeros tuvieron ganancias extraordinarias y tienen que pensar en el país, así que si la Mesa de Enlace hace un “lockout”, el Gobierno no se va a mover ni un centímetro. Hicimos lo que teníamos que hacer y no vamos a ceder bajo ninguna presión”, concluyó el funcionario.

En lo que respecta a la organización del paro, los representantes del campo dijeron que “hemos sido respetuosos de la autonomía que tiene cada una de las entidades al interior de sus órganos de Gobierno, y de las divergencias que puedan surgir de esa autonomía en cuanto a la forma de manifestar el malestar compartido”, opinaron con respecto a la postura que tomó CONINAGRO de no sumarse a esta medida.

En cuanto a la línea que optó CONINAGRO, se debe a que esta entidad está relacionada con sus socios como la cooperativa (ACA), unas de las principales exportadoras del país y se ocupan más por el cooperativismo. En este sentido Carlos Iannizzotto, le explicó  que “la decisión fue por el momento crítico, que vive el país y que de ninguna manera rompe con la Mesa de Enlace”, pero, tampoco creemos que con un conflicto se resuelva con otro conflicto, queremos agotar todas las vías de diálogo y estamos pidiendo una reunión al Presidente y al equipo económico para escucharnos”, precisó el dirigente rural.

Los que más presión pusieron para que la Mesa de Enlace adopte finalmente la decisión de ir al paro, fueron los productores agropecuarios auto convocados. Esta medida va a estar acompañada por asambleas y ” tractorazos”.

La primera será en Bell Ville, Córdoba, y al día siguiente en Pergamino, Buenos Aires.
El viernes va hacer el turno en el cruce AO12 y la ruta 34, en las proximidades de Rosario, y el sábado en el cruce de rutas N° 9 y 178 en Armstrong, Santa Fe.
Para el lunes 18, ya se había anunciado cortes de rutas en las localidades de distintas provincias como en Cruz del Eje, Rio Cuarto, San Luis, Villa guay, Tostado, Reconquista  Crespo y Sinscate.

Unas de las entidades que también manifestaron el repudio de la medida del Gobierno Nacional fue el Concejo Agroindustrial Argentino, que nuclea 57 entidades, y además tiene un acercamiento y un dialogo muy fluido con el Kirchnerismo, pero esta vez, el presidente de esta entidad, José Martins, le pidió por carta al Gobierno Nacional que “por favor levante urgente el cepo al maíz, porque sino va aumentar el precio interno y es un alimento clave para vacunos, porcinos y aves, Cerrar las exportaciones es el peor camino para contener la inflación, o brindar garantías de seguridad alimentaria. No vamos a convalidar medidas de esa naturaleza”, Concluyó  Martins.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.