China golpea ante el ataque comercial

El 1 de junio entraron en vigencia las nuevas medidas comerciales del gobierno de Xi Jinping contra empresas extranjeras y sobre todo las de origen estadounidense.

En respuesta al embate económico de los Estados Unidos, China anunció una serie de medidas en la cual crearon una lista negra para empresas extranjeras “no fiables” y aplicando un aumento de aranceles a productos estadounidenses por 60 mil millones de dólares.

Es en clara respuesta a una de las acciones más polémicas de dicha guerra comercial en la que el gobierno de Donald Trump prohibió a empresas de su país comercializar con el gigante de telecomunicaciones Huawei. A esto se sumó Google, cuyo sistema operativo Adroid es vital para sus smartphones y no le proveerá más soporte técnico. Estados Unidos sostiene que ha justificado sus acciones contra Huawei por los supuestos riesgos que la empresa plantea para la seguridad nacional.

“Instamos a Estados unidos a detener sus acciones incorrectas para evitar causar daños adicionales a las relaciones económicas y comerciales entre China y Estados Unidos”, dijo el portavoz del Ministerio de Comercio Chino, Gao Feng en una rueda de prensa.

Reacción inmediata de china

La medida no se hizo esperar y China anunció que estas acciones particularmente a las empresas que dejen de suministrar materia prima por motivos no comerciales y dañen gravemente sus derechos legítimos, serán puestas en una lista de entidades “no fiables”. Esta decisión busca presionar a empresas extranjeras para que mantengan relaciones comerciales con el gigante asiático y sobre todo con Huawei.

china

China sostiene que las medidas que entraron en vigor el pasado sábado 1 de junio, son una acción necesaria por las políticas comerciales de Estados Unidos contra su economía, donde se vió afectado sus volúmenes de exportación al país norteamericano, con una baja del 9,7% interanual en el primer cuatrimestre del 2019 y sigue en baja por el quinto mes consecutivo.

Pierre Moscovici, Comisario europeo de Asuntos Económicos advierte que las consecuencias de la actitud proteccionista de los Estados Unidos llevará a una guerra comercial. Y ambos países perderían entre cinco y seis décimas del Producto Bruto Interno.

Ambas potencias comerciales concluyeron sus conversaciones el pasado 10 de mayo en Washington y sin vista a nuevas negociaciones que puedan retomarse en un futuro cercano. Poniendo gran énfasis en la cumbre del G20 en Osaka (Japón) donde coincidirán nuevamente Donald Trump y su par Xi Jinping para poder llegar a un acuerdo y destrabar este duelo comercial que llegó a un punto muerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Disfrutas de este Diario? Pasa la voz :)