Alberto Fernández descartó el proyecto de la diputada Fernanda Vallejo de que el estado intervenga en las empresas privadas

En conferencia de prensa que dio Alberto Fernández junto con el gobernador Gildo Insfrán, planteo la idea de hacer una reforma impositiva más justa, además descartó la idea de la diputada kirchnerista, Fernanda Vallejo  de  que el estado intervenga  en aquellas empresas privadas que fueron subsidiadas por el gobierno nacional, y además dijo que es hora de terminar con la centralización de poder.

El presidente de la Nación Alberto Fernández descartó el proyecto de la Diputada Kirchnerista  Fernanda Vallejo,  que  propuso la intervención del estado con aquellas empresas privadas  que fueron subsidiadas por el gobierno nacional en esta crisis pande-mica.

En este sentido, en conferencia de prensa que hizo en Formosa junto con el gobernador Gildo Insfrán,  dijo que “Esto no es perseguir a nadie. Aparecen esas las ideas locas de que nos queremos quedar con las empresas, que queremos castigar a los ricos. No, no, no, lo que queremos es hacer un país más justo. Ha quedado al descubierto que este capitalismo financiero dura diez segundos cuando aparece un virus imperceptible a la vista humana” , opinó.

Además el presidente señaló que es hora de que la Argentina tenga  la necesidad de avanzar con reformas estructurales una vez que finalice la pandemia por el coronavirus, y terminar con el impuesto a las ganancias que pagan los empleados de los sectores privados.

En esta misma linea, el presidente hizo fuertes criticas con respecto a las formas de recaudación del estado, por este motivo declaró que están  trabajando en la post- pandemia, y que están viendo de que manera pueden construir” un país más justo”.

“Cuando veo la recaudación impositiva y se da cuenta de que la mayor parte de la recaudación impositiva son impuestos al consumo que pagan por igual el más pobre y el más rico, digo ‘¡qué injusticia!’. Tenemos la oportunidad de revisar todo porque la economía del mundo se dio vuelta. Está todo dado vuelta. No perdamos la oportunidad de escribir un sistema más justo”, señaló el presidente.

Con respecto a la repartición de recursos a las provincias Fernández dijo  que:  “Tenemos que revisar todo y terminar con la discrecionalidad del poder central. A muchos les gusta seguir la lógica del centralismo, y yo no estoy feliz viviendo en un país donde hay ciudades que parecen la capital de Bélgica y otros sectores que tienen ingresos como en los lugares más pobres del mundo” Y luego agregó que“no me gusta vivir en un país donde el poder central determina a quién puede ayudar”, Finalizó.

Pese a las distintas posiciones y diferencias, se pueda tener.  puede ser que con este tipo de declaraciones, Fernández sea unos de los pocos  líderes argentinos  que plantea esta situación, y que  realmente trabaje para una reforma impositiva más justa y equitativa, que es un tema que hace muchos años que se viene planteando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.