Primera y multitudinaria marcha del orgullo en Azul

En una ciudad popularmente conservadora, la comunidad LGBTTIQ+ salió a las calles para hacer reconocer sus “placeres, deseos y experiencias de vida” y pedir por el Cupo Laboral Trans. Hubo feria de artesanos, puesto sanitizante, música y shows en vivo.

El pasado sábado 9, Azul se vistió de más colores además del que lleva su nombre. Por primera vez en la historia, la comunidad LGBTTIQ+ tuvo su primera marcha del orgullo en la ciudad.

El evento comenzó a las 15:30 horas con feriantes, quienes estaban ubicados a 1,5 metros o más de distancia uno de otro, alrededor de la Plaza San Martín. Por su parte, hubo un puesto de sanitización para quienes concurrían a la marcha.

VisibiliDRAG Olavarría, grupo que formó parte del show

Además, hubo shows en vivo desde las 18:30 que contó con la participación de VisibiliDRAG de Olavarría, Fifí Tango, Son Pololos de Azul y Chile, Putite de mama, Santa Beibi y Tambores del Callvú de Azul y, como cierre, Chocolate Remix. Por otra parte, la marcha contó con la sorpresiva presencia de Dyhzy, nombre artístico de Estanislao Fernández, hijo del actual presidente de la Nación Alberto Fernández, quien se encontraba en un campo de la localidad junto con unos amigos y, de paso, concurrió a la marcha.

A las 19 horas se dio lugar a la marcha, cuyo recorrido comenzó en la intersección de Colón y San Martín hasta Avenida Perón, pasando por el edificio de Tribunales, hasta Avenida 25 de mayo hasta Irigoyen finalizando en la Plaza San Martín, donde comenzó. A las 20 horas, se retomó el show que tuvo su momento de pausa durante la marcha.

Posterior a la marcha, se dio lectura a un texto en el que afirmaron: “Vivimos en una ciudad que lleva por nombre Azul. En este día, 9 de enero, vinimos a pintarlo de más colores que el que lleva por nombre y esos colores somos nosotres, le que estuvimos, les que caminamos estas calles, les que caminarán el futuro, les que estamos andando, les que estamos acá presentes y en pensamiento reconociéndonos, abrazándonos y tendiendonos las manos. Hoy, como sucede en cada municipio de todo el país se realiza la marcha del orgullo LGBTTIQP+ alzando la voz y pidiendo: reconocimiento de poderes, deseos y experiencias de vida, basta de LGBTTIQP+ odio y cupo laboral travesti y trans ya para nuestres compañeres cuya realidad material y simbólica dentro del colectivo es insostenible y representa una emergencia de la que el Estado y la sociedad deben hacerse cargo.  Estamos acá para visibilizar otras maneras de andar, otras formas de habitar la vida”.

Origen y realización de la marcha

En charla con una de las organizadoras de esta charla, conocida como “la Negra”, habló sobre el surgimiento de esta marcha y mencionó: “Somos la única ciudad en la región que no teníamos marcha del orgullo. Así que, el año pasado, en la marcha de Olavarría, decidimos, así medio por impulso, que Azul iba a ser la próxima sede de la marcha. Así que acá estamos, un poco la necesidad, las ganas políticas de visibilizarnos, sobre todo en esta etapa de pandemia me parece super contradictorio, pero super necesario”.

Sobre las herramientas y la solventación de los gastos de la marcha, la Negra afirmó que, por un lado, se le pidió a la municipalidad que les den “cosas sencillas como la bajada de luz” pero que desde el gobierno local les dieron muchas vueltas. Sobre esto, la joven mencionó: “Por suerte estábamos bien organizades y pudimos solventar los gastos de un grupo electrógeno”.

A su vez, la Negra apunto contra los medios diciendo que,  en un principio “el único gran problema o impedimento era que nos iban a destrozar en los medios. Pero después vimos que el municipio habilito el balneario y que había ciertas actividades que no se iban a dejar de hacer, entonces pensamos que una situación tan emergente como el cupo laboral trans, como el reconocimiento de nuestras identidades tenía que tener lugar igual”.

Por otra parte, apunto contra la comunidad azuleña denunciando que, en la ciudad Cervantina, hubo “persecución en las redes” y una “resistencia bastante homofóbica – transfóbica, pero no llegó a más que eso”, pero que, sin embargo, todo se dio de forma impecable.

Si bien hubo bastante apoyo por parte de la comunidad de Azul, la mentalidad conservadora que siempre caracterizó a la población de dicha ciudad aún sigue latente. Sobre esta temática, la negra apuntó: “No tienen muchos fundamentos para corrernos porque una cosa no quita a la otra. La cantidad de muertes por la pandemia se equipara con la desaparición y muerte de compañeras trans y la falta de sustento económico. Una cosa no quita a la otra, no sabemos cómo repercutirá todo eso. Por lo tanto, lo veo bien. Tuvimos muchas adhesiones de locales, de muchos independientes que nos dieron plata. No creo que sea tan terrible como lo imaginamos. Vamos a ver qué pasa”.

De arriba a abajo: Santa, drag queen azuleña, Fifí tango, cantante de tango y Tambores del Callvú, comparsa de candombe de Azul
De arriba a abajo: Santa, drag queen azuleña, Fifí tango, cantante de tango y Tambores del Callvú, comparsa de candombe de Azul

Por otra parte, Santa, conocida drag queen y bailarina, opino que “haber sido parte de la organización y producción de esta marcha me pone en un papel de realizadore de ideas (no sola claramente). Eso quiere decir que encontré las personas con las que podemos impulsarnos mutuamente con los ideales de cambiar la ciudad para de alguna forma cambiar nuestro pasado y el futuro de les que vienen. Esta marcha fue un hecho histórico en nuestra ciudad, porque fue la primera, porque fue en un contexto sanitario sumamente delicado y porque la gestamos a partir de la reformulación y mutación de los sentimientos. Con esta resiliencia nos criamos las disidencias acostumbradas a vivir en una especie de limbo hasta poder decir BASTA. Y esta marcha fue el grito multitudinario que estábamos necesitando”.

Sobre la realización de la marcha, Santa, al igual que la Negra, mencionó el ida y vuelta que tuvieron con el municipio, lo que llevó a que la misma haya sido autogestionada con el apoyo de comerciantes, emprendedores y personas de forma particular de la localidad.

A su vez, la bailarina afirmó: “Siendo globos no podemos andar congeniando con alfileres. Y por decir la verdad eso hizo que me sienta mucho más poderosa. De hecho estaba dubitativa con mi vestuario y no iba a hacer una perfo, pero toda esta rosca de independizarse me mostró el camino que siempre tomamos y es el de romper con lo establecido, así que me llene de coraje para mostrar mi corazón”.

Además, la drag queen añadió que se propuso “descentralizar los nodos culturales y buscar la potencia de cada región”.

Santa finalizó la entrevista diciendo: “hoy estoy muy cansada pero realmente orgullosa de ser marika o mejor…una hermosa jardinera galáctica que deja semillas de dudas y críticas en la mente de los espectadores”.

Homofobia y conservadurismo a la vista

Sobre la organización, horas previas a su realización, Maya Vena, Secretaria de Cultura, Educación, Deportes y Juventud, sacó un comunicado de prensa en el que afirmaba que esta marcha no estaba autorizada. En ese mismo comunicado, Vena aseguró: “los organizadores de este evento en ningún momento pidieron la autorización de la comuna para su puesta en marcha. Se trata de un trámite necesario para cualquier actividad y en este caso, no se solicitó ningún permiso”.

En el comunicado, la Secretaria de Cultura, Educación, Deportes y Juventud agregó: “por otra parte, me reuní hace un tiempo con quienes están en la organización y les expliqué que en principio no se podía hacer. Además, les pedí que modificaran la fecha del evento y lo hicieran más adelante cuando las condiciones sanitarias lo hicieron más factible”.

Además, Maya Vena aseguró: “cabe destacar que para esta Primera Marcha del Orgullo se habían convocado artistas y participantes de otras localidades. En estos casos y siendo un espacio público abierto, resulta más que dificultoso poder controlar la cantidad de personas que se acercan, el mantenimiento del distanciamiento social requerido y el resto de medidas sanitarias que el protocolo determina en estas situaciones”.

Cabe mencionar que, durante la marcha, se le coloco al monumento del General San Martín una peluca roja, guirnaldas tanto en su cuello como en las patas de su caballo y una bandera en su mano. Este hecho fue repudiado en las redes sociales ya que mucha gente consideró que esto era una falta de respeto al prócer argentino.

El monumento al General Jose de San Martin con guirnaldas, peluca y la bandera de la comunidad LGBT+, hecho que causó tanto revuelo en la comunidad

Curiosamente, sobre este tema, el Partido Libertario de Azul sacó un comunicado diciendo: “nuestros próceres son ejemplo de devoción incondicional por nuestra patria, merecen respeto y honra a su memoria. Repudiamos el vandalismo sobre su imagen y la falta de respeto sobre su memoria, porque quien lo hace nos falta el respeto a todos los argentinos”. Para algunos, esto sonó a una contradicción teniendo en cuenta el nombre del partido pero con un pensamiento con connotaciones conservador. Pero también, no faltó aquellos comentarios pidiendo explicaciones de porque un partido sacaba un comunicado afirmando que haberle puesto una peluca, guirnaldas y la bandera LGBT a la estatua era un vandalismo pero que nunca nadie dijo nada cuando, por ejemplo, hinchas de cualquier equipo de fútbol se suben al monumento y le colocan gorros, bufandas, banderas o hasta camisetas del equipo al prócer o cuando el municipio organiza la presentación de trajes de promoción y los jóvenes de 17/18 años se suben al monumento, en algunas ocasiones le han hecho cosas obscenas y, en la mayoría de los casos, habiendo consumido bebidas alcohólicas corriendo peligro de caerse y que un momento alegre se convierta en tragedia. A su vez, también se cuestionó la idea de que hubiera pasado si esos ornamentos se le hubieran colocado a la estatua de Manuel Belgrano, prócer que, según el relato popular, era gay.

Por su parte, el Secretario de Jefatura de Gabinete y Gobierno de Azul Alejandro Vieyra sacó un comunicado tildando de bochornoso y repudiando el hecho de colocarle ornamentos al monumento del General San Martín. Por su parte, el funcionario apunto contra quienes organizaron dicha marcha mencionando que el Intendente Municipal Hernán Bertellys instruyo al departamento legal del municipio para estudiar si el hecho constituye un delito que se enmarca dentro del artículo 222 del Código Penal, cuyo segundo párrafo reza: “será reprimido con prisión de uno a cuatro años el que públicamente ultrajare la Bandera, el Escudo o el Himno de la Nación o los emblemas de una provincia argentina o un símbolo patrio”.

Y aquí volvieron a repetirse las discusiones: el hecho de que muchas personas se hayan subido al monumento para festejar lo que sea, desde la victoria de un partido de fútbol o cualquier otro deporte, los jóvenes que terminan el secundario el día de la presentación de trajes o cuando un partido político gana las elecciones.

Por su parte, además del Parido Libertario, hubo otros partidos políticos que salieron a hablar sobre el tema. Por un lado, la Juventud PRO, en su cuenta de Instagram, manifestaron: “(…) En el mismo camino del respeto al otro, no podemos dejar de señalar que la intervención de un monumento histórico como es la estatua del General San Martín, genera cierta discordia por tratarse de tan emblemática figura que liberó no sólo a nuestro pueblo de las manos realistas, sino también a otros pueblos latinoamericanos”. El comunicado continúa diciendo: “Sin perjuicio de que dicho monumento fue limpiado posteriormente, acto que aplaudimos, el mismo, debe constituir en todo momento una señal de identidad y cohesión nacional entre todos los habitantes de nuestro suelo y no ser un elemento que genera discrepancias entre vecinos”. El comunicado finaliza: “Esperamos entonces desde la Juventud del Pro Azul, que en futuras marchas del Orgullo o de cualquier otro sector que reivindique derechos o reclamos de cualquier tipo, en cada manifestación a realizarse en nuestra plaza u otro sector del Partido, por la causa que sea, se omita intervenir en cualquier tipo de monumento histórico tan caro al sentir de gran parte de la ciudadanía”.

Por otra parte, la Juventud Radical de Azul saco otro comunicado afirmando:

El comunicado sigue: “Desde la Juventud Radical nos hacemos varias preguntas: -¿El dedo acusador de la Gestión, está limpio? ¿Acaso nunca ningún funcionario municipal, o el propio municipio en su conjunto cometió algún delito o abuso de poder desde su lugar de privilegio?”.

Para terminar, el comunicado finaliza: “Aumentar (en plena pandemia, crisis económica-social) un 45% las tasas municipales ¿no constituye un bochorno? -Que desde el comienzo de la crisis sanitaria, la voz del intendente haya sido reemplazada por la de su Jefe de Gabinete ¿no constituye un bochorno?  -El error en la facturación de los impuestos municipales, ¿no constituye un delito?  -Mentir y sabotear las cuestiones sanitarias del Partido, ¿no constituye delito? -Que quien hoy es el Intendente de la ciudad, organizara antiguamente, la conocida Fiesta de la Vaca, privada y de altos costos, en un Parque Municipal de la ciudad; haciendolo con total impunidad y sólo para un redito que favorecía a quienes la organizaban ¿no constituye un delito?  Las respuestas estan a la vista de todxs. Disfrazan su odio en pos de defender un monumento del que nunca se ocuparon”.

A su vez, Patricix Ruiz, artista e integrante de Putite de mamá, en su cuenta de Instagram, publicó una historia diciendo: “¿Por qué un prócer no podría tener nuestros colores, vestirse con nuestras pelucas y flamear nuestra bandera? ¿Tanto odio nos tienen? cuando caminamos montadas por ahí con el arco iris piensan “¿es necesario?”. Yo pienso que tantas cosas son innecesaria del sistema de signos cis heterosexual que nos han dado ustedes y no los estoy llamando basura ni marcando si son personas actuando mal. El caballo tiene telas que se le sacan ¿y qué hacemos? ¿Qué pasa después? ¿Cuántos preceptos San Martinianos aplican en su vida cotidiana? ¿Cuánto conocen de la vida de San Martín? ¿Van por ahí promulgando la libertad de los pueblos? Cuestionen un poco, dejen de ser viejas chusmas y acérquense un poco a la vida de San Martín, tal vez ahí si entenderán el valor de lo que pasó ayer en vez de estar desgarrándose las vestiduras por una estatua a la que pasan todos los días sin darle ni cinco de pelota”.

Para finalizar, estamos pasando por una pandemia que está matando miles de personas en el mundo. Hubo gente que criticó ésta marcha por ser multitudinaria y porque contó con la presencia de personas de otras ciudades. El municipio, por su parte, intentó hacer que la misma no se lleve a cabo. Sin embargo, durante la pandemia, hubo otras marchas y juntadas en la misma plaza. Sin embargo, el municipio, en ningún momento, trató de evitar que se lleven a cabo. Tal el caso de la juntada y posterior marcha realizada por hinchas de River, en donde se ven imágenes que claramente muestra a personas en donde no cumplen con el distanciamiento social obligatorio ni tampoco cuentan con el barbijo puesto. Sobre la estatua de San Martín, durante muchos años, a excepción del 2020, todos los años el municipio realiza la presentación de trajes de promoción en donde una multitud de jóvenes de 17 y 18 años de Azul, Chillar y Cacharí presentan sus trajes a la comunidad. Apenas ingresan a la plaza, una parte de los adolescentes se ubican encima de la fuente. Cada año, siempre hay algún chico que llega a subirse hasta el caballo. Cabe mencionar que, previo a la presentación, una gran parte de esos jóvenes, arrancan desde el mediodía o tarde temprano a consumir distintas bebidas alcohólicas, por lo que, para la hora de la presentación, algunos se encuentran bajo sus efectos. Esto fue parte de lo que se discutió en redes sociales: el hecho de que muchos jóvenes, durante la presentación de trajes, se han subido al monumento de San Martín en estado de ebriedad pero nadie de la comunidad se ha quejado, sobre todo haciendo alusión a que ese evento es organizado desde la Municipalidad. Por otra parte, cuando Fanazul cerró sus puertas, quitaron uno de los bustos ubicados en el acceso principal del edificio municipal y al busto del Coronel Pedro Burgos, fundador de la ciudad, le colocaron una remera con el logo de la fábrica de explosivos, ninguna persona, partido político, institución u organización salió a repudiar los hechos. ¿Acaso solo repudiamos ciertas cosas u hechos dependiendo de quien lo haga o cual es el fin de lo que se hace? ¿Acaso no fue el propio San Martín que dijo “si somos libre, todo nos sobra”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.