Alberto Fernández alineado con el sindicalismo

Tiempo de Lectura: 3 minutos
El presidente Alberto Fernández agradeció hoy al líder de Camioneros, Hugo Moyano, la reapertura del sanatorio Antártida para será utilizado por la provincia de Buenos Aires para recibir ciudadanos bonaerenses con coronavirus.

En el discurso remarcó que “a veces el sindicalismo, como la política, es tan maltratado, tan vapuleado, y hace estas cosas”.

“Estoy recibiendo apoyos como éste porque lo quiero dimensionar adecuadamente. Estas son 330 camas que tienen capacidad de convertirse para terapia intensiva y esto lo hizo un sindicato. Esto hay que entenderlo”, aseguró Fernández, tras recorrer el sanatorio ubicado en el barrio porteño de Caballito, junto a Moyano y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

“Sinceramente te felicito porque pusiste este sanatorio a disposición de los bonaerenses que lo necesitan”, le dijo Fernández a Moyano, y destacó que “esto habla de los que hace falta en este tiempo”.

En declaraciones a la Televisión Pública, el jefe de Estado dijo que se están “preparando” para afrontar el pico del coronavirus “siguiendo todos los protocolos” y junto al gobernador Kicillof y los intendentes del Gran Buenos Aires y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Mañana cumplo 61 años y acá nací yo, así que me dio Hugo la alegría de volver al lugar donde nací. Estoy muy contento de corazón y Hugo te felicito, añadió en referencia al dirigente camionero.

En ese plano, el Presidente remarcó que “a veces el sindicalismo, como la política, es tan maltratado, tan vapuleado, y hace estas cosas y esto hay que decirlo claramente”.

En otro orden, reafirmó que “lo peor que podemos hacer en esta instancia” de crisis por el coronavirus “es dejar a la gente sin trabajo” y dijo que “el esfuerzo de los empresarios es no dejar a la gente sin trabajo”.

“El Estado ha tirado una batería de medidas para ayudar a los empresarios a sostener las fuentes de empleo y el esfuerzo de los empresarios es no dejar a la gente sin trabajo”, añadió.

Fernández llegó en auto pasado el mediodía al sanatorio ubicado en avenida Rivadavia 4980, en Caballito, al lado del parque Rivadavia, donde lo esperaban Moyano y Kicillof.

En diálogo con la prensa, el gobernador bonaerense consideró “muy relevante” el convenio firmado días atrás con la obra social de Camioneros para ampliar la red sanitaria para afrontar el coronavirus en la provincia de Buenos Aires.

En ese marco, Kicillof mencionó que el “problema” en territorio bonaerense fue que “la infraestructura sanitaria estaba en estado de abandono y con problemas de disponibilidad de camas de alta complejidad”.

Además, dijo que la “batería de medidas” dispuestas por el presidente Fernández, como el aislamiento social preventivo y obligatorio, les dio un “margen de tiempo poder trabajar” y ampliar la red de atención.

Explicó también que la anterior gestión dejó “hospitales sin abrir”, y diferenció las medidas adoptadas por el Gobierno mientras que Europa y Estados Unidos “se encontraron de pronto con la pandemia sin tener respuestas”.

En cambio, ponderó la previsión que tuvo el presidente Fernández: “Nos dio un lapso para ampliar la capacidad de atención”.

Agregó que, con la apertura de este sanatorio, perteneciente al gremio de los camioneros y puesto a disposición de la provincia, el distrito suma 330 camas para la atención de casos de alta complejidad, con terapia intensiva, lo cual “duplica” la capacidad actual de la provincia.

El convenio con Moyano fue firmado días atrás en La Plata, en el marco de un acto del que también participó el ministro Ginés Gonzalez Garcia.

Allí, el gobernador bonaerense explicó que el sanatorio ubicado en Caballito será el segundo centro de emergencia para atención especializada de enfermos por coronavirus de la provincia de Buenos Aires y que el primero es el inaugurado en José C. Paz, al noroeste del Gran Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *