Alberto Fernández: “La geopolítica de las vacunas es el nuevo territorio donde se juega nuestra real soberanía”

En el marco del Foro Internacional “Geopolítica de las vacunas. Hacia una estrategia argentina de desarrollo y producción”, el presidente Fernández, anunció que Argentina obtuvo 75 millones de dólares para fortalecer el Plan Estratégico de Vacunación.

Esta tarde, Alberto Fernández participó del cierre del Foro Internacional organizado por el Consejo Económico y Social (CES). Allí anunció que la Argentina obtuvo financiamiento por 75 millones de dólares por parte del Banco de Desarrollo de América Latina – CAF para fortalecer el Plan Estratégico de la Vacunación contra el COVID-19.

El nuevo crédito permitirá la adquisición de más vacunas para enfrentar la pandemia de coronavirus, apoyar los gastos asociados a su distribución y robustecer las cadenas de producción y nuevas iniciativas científicas.

Durante el Foro, se desarrollaron exposiciones sobre el desafío de una vacuna universal, su distribución global equitativa, la ampliación de licencias y producción, la cadena nacional de desarrollo y producción de vacunas, y la capacidad productiva argentina, entre otros temas.

Por otro lado, destacó los “altos estándares de calidad” de la industria farmacéutica local. Expuso que cuenta con 190 plantas de producción, 160 de capitales nacionales y aproximadamente 40 fábricas públicas de medicamentos.

La geopolítica de las vacunas es el nuevo territorio donde se juega nuestra real soberanía. Desnuda un mapa de poder mundial plagado de abusos, codicias e injusticias, pero también ofrece un camino de cooperación para desplegar nuestras inmensas potencialidades”, aseguró el mandatario. Donde remarcó: “No hay fronteras ideológicas cuando se trata de preservar la salud de nuestro pueblo”.


“La Argentina podría contar, de reunir todas las condiciones necesarias, con una capacidad de producción del ciclo completo de entre 35 y 40 millones de dosis de vacunas mensuales”, Alberto Fernández.


Además, ponderó la importancia de la ANMAT, reconocida como agencia de referencia regional, y de la recientemente sancionada Ley de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna.

También destacó que la Argentina propicia “una dinámica sanitaria mundial ligada al intercambio de saberes e investigaciones conjuntas”, y consideró que es “clave que desde el Consejo Económico y Social estas cuestiones se acuerden como una real política de Estado, porque el tema sanitario global ha venido para quedarse”.

El jefe de estado agradeció a los emprendedores, científicos, desarrolladores y productores públicos y privados que participaron del Foro e insistió en que no es posible “sobrevivir en las aguas turbulentas de la pandemia como navegantes solitarios”.

En cuanto a las políticas implementadas para mitigar el impacto social, económico y productivo de la pandemia, Alberto Fernández indicó que, “sin incurrir en nuevo endeudamiento, el país trabajó junto a los organismos internacionales de crédito a fin de facilitar nuevas operaciones y obtener recursos por un monto de más de 1.700 millones de dólares”.

De este desastre humanitario global, sólo saldremos mejores si entendemos que la solidaridad no es una opción, sino una obligación”, concluyó.

Fernández estuvo acompañado por el presidente del CES y secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, señaló que “el gran muro a derribar es el muro de la inequidad sanitaria”.

Sobre la labor para construir confianza en las vacunas, un factor clave para mitigar la pandemia de COVID-19, la ministra de Salud de Nación indicó que requiere mucho tiempo y trabajo previo a la vacunación. “Argentina en eso tiene mucha experiencia”, puntualizó ya que posee una autoridad regulatoria con un área de farmacovigilancia, un sistema de vigilancia de la seguridad de las vacunas que tiene muchos años y la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas que evalúa todos los efectos que se notifican temporalmente relacionados con la vacunación.

Ahora podemos decir con mucho orgullo que Argentina confía en las vacunas contra COVID-19 y en todas las del Calendario Nacional”, afirmó y agregó: “la gran mayoría de la población argentina adhiere a la vacuna y estamos trabajando en acercar la vacunación a la población, en lo que constituye un gran esfuerzo que está valiendo la pena y vamos a poder salir adelante”.

Entre los participantes estuvieron el ministro para el Despliegue de Vacunas contra el COVID-19 del Reino Unido, Nadhim Zahawi; el CEO de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, Richard Hatchett; el director de la Alianza para la Vacunación, Santiago Cornejo; la directora general de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne; el director de Propiedad Intelectual de la Organización Mundial de Comercio, Antony Taubman; reprensentantes de las empresas Richmond, Mabxience, Sinergium, Biosidus, Cassará, Inmunova y Gridx, e investigadores de las universidades de Córdoba y de San Martín, de la Fundación Leloir, del Instituto Malbrán y del Sanger Institute de Cambridge.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.