Conmoción en Santa Fe por el asesinato de un niño de 12 años

Sucedió en la localidad de Recreo, en la provincia de Santa Fe. La víctima se llamaba Diego Román y fue encontrado en un descampado. Este jueves la fiscal, Ana Laura Gioria, va a recibir a la familia del niño para informarle como seguirá la investigación.

Se cumplió una semana del asesinato de Diego Román en Recreo, Santa Fe. Una localidad con 12 mil habitantes que aún no salen del dolor y la conmoción. Ayer se realizó una movilización en el barrio donde los vecinos y familiares lograron con dicha marcha que la fiscal Ana Laura Gioria reciba a la familia para informarles como seguirá la investigación. El encuentro está pactado para este jueves, sería entre la fiscal y la madre del niño. El cuerpo de Diego fue encontrado en un descampado a pocos metros de su casa, tenía heridas cortantes, partes de su cuerpo mutiladas y mordidas que se presume hayan sido de perros.

Pascual Pimpinela es el Jefe del Cuerpo Médico Forense y lanzó una fuerte declaración con respecto a la autopsia de Diego; “Tenia múltiples lesiones en toda la zona corporal y eso está todo documentado. Hay zonas mutiladas. No tengo registrado algo así, se va a realizar la investigación científica que sea necesaria. Llevo más de 3000 mil autopsias y jamás había visto algo así”, dijo Pimpinela a un medio Santafesino. El especialista confirmó que Diego Ramón podría haber sido asesinado “entre 10 o 26 horas antes de la autopsia”. También brindó un detalle importante, el niño no presentaba heridas de defensa en la palma de la mano.


El cuerpo de Diego Ramón tenia múltiples heridas cortantes. 

Hasta el momento no se descartó ninguna hipótesis, ya que afirman que pudo haber sido atacado con distintas armas blancas e incluso que puedo haber sido mordido por perros. De acuerdo a estos datos no se pudo contabilizar la cantidad de lesiones que presentaba Diego. Lo que respecta a la investigación aun no hay sospechosos, por lo que se realizaron varios allanamientos en viviendas y espacios de la localidad de Recreo el día lunes. “Los culpables tiene que pagar por lo que le hicieron a mi Dieguito. Que el padre pague, es culpable tanto como la madrastra” dijo María, luego de que se enterara del hallazgo del cuerpo.


Descampado donde fue encontrado el niño.

María contó que se separo del padre de Diego hace cuatro años y que cada uno siguió su vida. Durante un tiempo ella tuvo contacto con sus hijos, hasta que se corto cuando el padre del niño se puso en pareja. Más o menos hace cinco meses. A partir de allí empezaron los episodios violentos. Con la familia fracturada, ya que Julio Román se llevó a vivir con el a sus cuatro hijos, María no pudo acercarse más a sus hijos. “Él me incomunicó totalmente de mis hijos. Cada vez que venia a Recreo yo iba a la canchita del barrio, ahí veía a Diego, él se acercaba pero no me hablaba. Tenia miedo a la reacción de su padre, porque los tenia amenazados”.

“La policía duda de mi y de mi esposa, pero como le voy hacer algo así a mi hijo” dijo Julio en una nota que dio para un medio de Santa Fe. Fue lo único que hasta el momento manifestó el padre de Diego, dubitativo y calmo. La investigación seguirá su curso hasta que se pueda encontrar al culpable de el asesinato. Mientras tanto el pueblo Santafesino sigue conmocionado y dolido por el caso de Diego Román .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Disfrutas de este Diario? Pasa la voz :)