Noveno día de paro docente: “Nuestra lucha salva vidas”

paro

Al mismo tiempo que desde el gobierno de la Ciudad se ratificó la presencialidad en las escuelas porteñas, desde los gremios docentes (UTE-Ctera, Ademys, Camyp y Sadop) continúan convocando al paro para frenarla, cambiando el formato de clases para que se dicten en forma virtual hasta que estén dadas las condiciones necesarias para un regreso seguro.

La razón del paro mantenido durante estos nueve días: frenar con la presencialidad hasta que se vacune a todos los docentes de la Ciudad y acatar la medida del gobierno nacional de suspender las clases presenciales” en forma temporal, sustituyéndolas por clases virtuales. De esta forma, esperan detener las muertes de docentes y el contagio de niños, niñas y jóvenes que vienen produciéndose a raíz de la sobreexposición que implica estar en y desplazarse hacia y desde las escuelas.

Bajo el lema “Nuestra lucha salva vidas“, los gremios convocaron una vez más a continuar con las medidas, que en este caso incluyeron un semaforazo frente al Colegio Normal 4 (Av. Acoyte y Rivadavia) y una conferencia de prensa, durante el viernes también y seguir sosteniéndolas hasta que haya algún cambio.

Con 5 docentes fallecidos, más de 6 mil contagios de estudiantes, docentes y auxiliares, miles de familias aisladas, es imperioso disminuir la circulación de personas en el AMBA. Por ello, frente al negacionismo de un gobierno que actúa desdeñando la salud y la vida en pos de los negocios de unos pocos, la docencia y la comunidad educativa exigen junto al personal de salud la inmediata suspensión de clases presenciales“, insistieron desde Ademys.

Ya días antes en un comunicado de CTERA habían denunciado en un comunicado firmado por Sonia Alesso (secretaria general de CTERA) y Angélica Graciano (secretaria general de UTE) que “se ha tomado conocimiento de la circulación de instrucciones remitidas por correo electrónico en las cuales se imparten directivas del Ministerio de Educación el G.C.A.B.A. por intermedio de las diversas supervisiones que conforman el mismo, comunicándose a los directivos de los distintos establecimientos escolares dependientes de dicha jurisdicción para que se haga saber a los docentes que se le descontarán los días de huelga que no asistan y se aplicarán sanciones disciplinarias y a los padres de los alumnos que no envía a sus hijos al establecimiento educativo del supuesto incumplimiento de sus deberes en calidad de tales al no garantizar la educación presencial de sus hijos menores al mismo tiempo de notificarlos que de no tener lugar tal concurrencia, serán pasibles los alumnos/as de la aplicación de faltas injustificadas, incurrir en situación de “libres” y eventual pérdida de vacantes para el ciclo lectivo del siguiente año, entre otras posibles sanciones.- (…) [Esto una conducta que] en concreto implica la intimidación hacia los trabajadores de la educación y padres al compelerlos al incumplimiento liso y llano de las prescripciones del DNU mencionado, en cuanto dispone como es sabido, la restricción del dictado de clases presenciales en el AMBA hasta el día 30-4-2021.”

Ahora, alarmados por el aumento de casos, desde CTERA anunciaron en otro comunicado firmado por Sonia Alesso y Roberto Baradel (secretario adjunto) que: “[se] analizó ayer el avance del COVID 19 en las distintas provincias del país, además [se] hizo un pormenorizado informe sobre la vacunación a docentes y el cumplimiento estricto de los protocolos en las escuelas. El panorama no sólo de Argentina, sino del mundo, es preocupante y requiere por sobre todo cuidar la salud de la población. Las escuelas, la Comunidad Educativa, no son ajenas a esta situación. CTERA alerta sobre la situación que se está viviendo en cuanto al contagio de docentes y estudiantes. Ante esta situación la CTERA solicitó una audiencia con el Ministerio de Educación y de Salud de la Nación.

Desde los distintos gremios convocaron a prolongar el paro para durante el día 30 también, fecha en la que se cumpliría el décimo día de paro en la búsqueda por el cambio a las clases virtuales, la vacunación de la población docente y estudiantil y la provisión de recursos para el correcto dictado de las clases en un formato u otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.