Tango – Por María Elena Gómez

Tango

Sacando lustre
al piso,
entre tango, milonga,
bandoneón en la sombra.
Atenuada de cuerpos
que se mezclan
en ese compás floreciente,
Piazzola, Goyeneche,
se acomoda la historia
a un dos por cuatro
que enaltece.
Amanece Buenos Aires,
amanece dormida,
bajo un sol naciente.
De a poco la gente
se tropieza en las calles,
se acumulan en bares,
en las esquinas,
de la vieja
Buenos Aires.
Toma perfume lindo,
un aroma que sólo ella,
en su coquetería de señora,
puede ofrecer al mundo.
Se va quedando un bandoneón
con Troilo, es que el ocaso
viene a ocupar su trono.
Anochece una vez más,
en calle Corrientes
Esta vez,
hay estrellas que iluminan,
Por si el tiempo se atreve
a olvidar esa osadía
de aquella Buenos Aires
que amanecía dormida.

 


María Elena Gómez nació en Buenos Aires, Argentina. Comenzó a escribir historias que representaba con sus muñecos a los ocho años y siguió haciéndolo siempre, en forma de improvisaciones.

Actualmente escribe poesías y teatro; y participa en talleres y concursos de ambos géneros. Dado su compromiso con la realidad y con las vivencias propias y ajenas buscando una mirada diferente, en sus poemas y escritos incluye temas tales como violencia de género, niñez, hambre y vulnerabilidad social.

Recientemente publicó su primera novela, Claudio, en la editorial Ex Libris. Sus poemas se pueden leer en su cuenta de Instagram, en la que los publica todos los días y también en su cuenta de Facebook.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *