¡Me ajude! El grito desesperado a la homofobia – Por Josué Rey

¡Me ajude! El grito desesperado a la homofobia

 

Roger, un chico brasilero de sólo dieciocho años de edad, decidió acabar con su vida luego de que su madre descubriera su verdadera orientación sexual.

Estaba disponiéndome a dormir cuando mi Instagram estalló con notificaciones de Direct Messagge. Hasta ese día nunca entablamos una comunicación directa, sólo me enviaba cumplidos y yo los leía, sin responder.

Me impactó mucho leer lo que me escribió -aún sin entender mucho de portugués-, pareciera que el lenguaje de la homofobia es universal; su madre había roto su celular porque había descubierto que era gay, le hizo saber que sentía asco de él y pensaba que tenía un demonio adentro.

Al principio pensé que era una estrategia de aquel chico para llamar mi atención, pero luego me envió una foto que evidenciaba el daño que él mismo provocó en sus muñecas. Justo en ese momento sentí que la vida me puso a prueba. Necesitaba ejercer el papel del coach emocional que siempre había querido ser.

Le escribí a un amigo por WhatsApp. Le dije que la vida de un desconocido estaba en mis manos. Y siguiendo sus consejos de stalkeador profesional pude contactar a la mejor amiga de Roger.

Luego, me detuve a recordar mi adolescencia. ¡Vaya etapa de superación! Hace diecisiete años atrás, criado en un pueblo, bautizado por la iglesia evangélica, hijo de un pastor y gay. ¿Era el caso de Roger más difícil que la situación que me había tocado atravesar a mí? Comprendí que corrí con mucha suerte; para mi época la tecnología no había avanzado tanto, no tenía un crush salvador que me ayudara y seguía respirando.

Nunca pasé por un ataque de este tipo porque siempre oculté mi identidad sexual. Pero ¿era menos hiriente el maltrato psicológico en la iglesia, cuando desde niño me hicieron creer que me iría derecho al infierno, solo por enamorarme, por sentir y pensar diferente? Estoy seguro que no.

Lo que necesitaba Roger era a alguien como yo, que le recordara que no está solo; que le motivara a independizarse económicamente para no estar atado a alguien que no le acepta, por muy madre que sea. Y yo necesitaba a Roger para revivir mi motivación intrínseca de ayudar a otros. Mi legado de vida.

Hoy en día este chico me envía emoticones por Instagram, y yo le respondo con otro. Se ve sonriente y eso me agrada. Su mejor amiga nunca le contó que le contacté para pedirle que se acercara a él. Supongo que una mentira piadosa de vez en cuando no viene mal.

Lo mejor de esta experiencia fue la recuperación de mi fe. Sigo cerca de Dios, ese ser supremo que ama a la humanidad sin condenarla por su sexualidad, sin dañar a quienes buscan desesperados alimentar su espíritu en algún templo.

Por mi parte, continuaré esta lucha contra quienes hacen daño a los más vulnerables y saldré en defensa de los derechos que naturalmente adquirimos, como uno más que vive entre millones de almas que una vez sufrieron los agravios de la homofobia y tuvieron que gritar: ¡ME AJUDE! debido a esas personas que padecen esta enfermedad: quienes odian el amor entre iguales.

 


https://lh5.googleusercontent.com/S7pq_pWRufiAuR-KQURzPgR0b8ABq0LmwFsSb-n4xYxnIqZComB0tqH8O9Kp8UkPkIqiAlcNdBNeSv0Dqqg1KM6dNfBDn7603l4mctTsrzw0cYKltWkBlkgn9q4r9Si3xB3ZJgkJosué Rey (18/01/1984) nació en La Grita, estado Táchira (Venezuela) y migró a Argentina en el 2016.

A la edad de doce años comenzó a escribir  y actualmente se desenvuelve como bloguero, contando además con un podcast difundido en distintas plataformas (Youtube, Spotify). cuyo guión es de su autoría.

En el año 2018 ganó el primer lugar de Misivas Románticas con la Biblioteca Fiat Lux, (Colón, Argentina) con “Misiva de un extraño”. En ese mismo año, publicó el cuento “Un niño en el bosque”, incluido en la antología Homenaje al amor 2018 del Grupo de Escritores Argentinos.

En marzo 2020 fue publicado su relato “La mujer de mi hermano” en la revista argentina Extrañas Noches. Su trabajo más reciente (2020) fue la difusión de una campaña social llamada “Maltrato Cero” que contó con la difusión en video por el Diario Clarín.

Redes: Blogspot, Instagram, Facebook.

Foto: Día Internacional de la Homofobia 2019.

1 comentario

  1. Hermoso relato! Sigue adelante regalandonos tu talento y seguiremos apoyandete, hasta el infinito y mas alla, te amo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.